miércoles, 13 de noviembre de 2019


HERNAN RUIZ II Y EL CAMPANARIO DE LA GIRALDA.

PARTE SUPERIOR DE LA GIRALDA OBRA DE HERNAN RUIZ II.  A LA IZQUIERDA DE LA
FOTO LOS NDAMIOS DE LA RESTAURACION ACTUAL.
       Días atrás he paseado por la plazuela de Santa Marta[i] donde he admirado la Cruz de Humilladero que diseñara el arquitecto Hernán Ruiz II.
          Ahora,  contemplando desde la plaza de la Virgen de los Reyes  la bella perspectiva de la Giralda, recuerdo que el autor del diseño, proyecto, y construcción del impresionante y monumental campanario de la Giralda, es el mismo genial artista.
          Hernán Ruiz el Joven o el Mozo, como era conocido para diferenciarlo de otros miembros de su familia también arquitectos, nació en Córdoba en 1514 y falleció en Sevilla en 1569.
          Muchos fueron sus trabajos, pero este de la Giralda fue su gran obra maestra que le dio merecida fama y lo inmortalizó.
          La construyó entre los años 1558 y 1568 siendo Maestro Mayor de la Catedral, el proyecto trataba de cristianizar el antiguo alminar árabe, lo que consiguió con gran maestría al unir en perfecta armonía dos estilos arquitectónicos y religiosos muy dispares, el alminar almohade con el campanario renacentista  cristiano.
          Este magnífico campanario, se compone de varias partes,  a cual más bella, que se elevan una sobre otra disminuyendo en tamaño y volumen a medida que crecen en altura.       
          El primero es el CUERPO DE CAMPANAS, con un número de  veinticuatro. La mayor lleva el nombre de Santa María y por su peso y dimensiones es conocida popularmente como “la Gorda”.
          Sobre este cuerpo se alza EL DEL RELOJ,  y por encima de este el DE LAS ESTRELLAS  así llamado por sus adornos, en el friso lleva rodeando sus cuatros caras la siguiente inscripción: “TURRIS-FORTISSIMA-NOMEN DNI-PROVERB 18” cuya traducción es la siguiente: “LA TORRE MÁS FUERTE ES EL NOMBRE DEL SEÑOR”.
          El cuarto cuerpo de forma redonda al igual que el anterior, es por sus remates de piedra conocido como el de las CARAMBOLAS.
            Sobre su cúpula, una esfera de bronce sirve de pedestal al Giraldillo, veleta cuya figura representa la Fe como símbolo del triunfo del Cristianismo sobre el Islam[ii].
          De todo ello resulta un conjunto majestuoso de tanta belleza y elegancia, que en todos los tiempos, la Giralda es cantada por artistas, poetas y escritores, siendo conocida universalmente como la torre más bella y famosa de todo  el mundo.
          Como colofón a esta página, voy a transcribir el hermoso poema titulado A LA GIRALDA,  de la insigne dramaturga, poetisa y escritora Doña Mercedes de Velilla.
A LA GIRALDA.
A tu sombra nací, Giralda mía,
y con el aire que te besa aliento;
de su arte soñador te hizo portento
la árabe raza triunfadora un día.

De la reina gentil de Andalucía
eres la maravilla y ornamento,
y te elevas gallarda al firmamento,
y esplendes a la luz que el sol te envía.

Yérguete siempre en mi nativo suelo,
y, al mágico vibrar de tus campanas,
olvide mi ciudad tristeza o duelo.

De alzarte entre los ángeles te ufanas;
que a tu vértice tienes los del cielo,
y al pie las hechiceras sevillanas.

          Esta paisana nuestra, a la que quiero recordar en estas líneas con mi modesto homenaje, nació en Sevilla el 24 de Septiembre de 1852 y falleció en Camas el 12 de Agosto de 1918, el Ayuntamiento sevillano para honrar su memoria, puso ese mismo año su nombre a la calle situada entre la de Imagen y la Plaza del Buen Suceso.

 



         
         


           




[i]            VÉASE EN ESTE BLOG LA BARREDUELA DE SANTA MARTA.

[ii]    LA ESTATUA DEL GIRALDILLO FUE DISEÑADA OR EL PINTOR LUIS DE VARGAS, MODELADA POR JUAN BAUTISTA VAZQUEZ EL VIEJO Y FUNDIDA POR BARTOLOMÉ MOREL VÉASE EL ESTE BLOG EL GIRALDILLO PUBLICADO EL 11 DE ENERO DE 2019.


lunes, 4 de noviembre de 2019

LA PLAZUELA DE SANTA MARTA.


LA BARREDUELA[i] DE
SANTA MARTA.

          Desde la Plaza Virgen de  los Reyes esquina a la calle Mateos Gago, entramos por una callejuela de trayecto desigual con un retablo dedicado a San José con el Niño, y llegamos a la vistosa, encantadora, recoleta y sin salida plazoleta de Santa Marta.
          Este espacio de sosiego y tranquilidad, lleva este nombre por el desaparecido hospital de Santa Marta, fundado en 1385 por el canónigo y arcediano de Écija Ferrand Martínez, cuyo lugar lo ocupa hoy el convento de la Encarnación.      
          Lo primero que llama nuestra atención es el crucero de piedra rodeado de naranjos que en el centro preside, y que fuera diseñado por el genial arquitecto Hernán Ruiz II y realizado a mediados del siglo XVI por el escultor Diego Alcaraz.
          El crucero cruz de humilladero o de término, era una cruz que sobre un pedestal se colocaba antiguamente a la entrada de los pueblos o ciudades, en el lugar que se cruzaban los caminos y con el propósito de fomentar la devoción entre los visitantes.
          Concretamente la cruz de esta plaza estuvo situada a extramuros, en las cercanías del Hospital de San Lázaro, lugar donde convergían los caminos que partiendo desde las Puertas de Córdoba y Macarena, continuaban hacia Carmona, Córdoba y Extremadura.

RETABLO DE SAN JOSÉ.

AZULEJO DE SANTA ÁNGELA DE LA CRUZ.
                    Además de la cruz, otras cosas interesantes nos depara esta plazuela, como el azulejo situado en la fachada de la casa donde Santa Ángela de la Cruz escribió sus PAPELES DE CONCIENCIA, escritos íntimos que dieron reglas a su Institución, basándose “EN EL CARIÑO, DULZURA, RESPETO Y HUMILDAD CONQUE TRATAR A LOS POBRES O SEA HACERSE POBRE CON LOS POBRES”.
             Esta casa era el domicilio de su director espiritual Don José Torres Padilla que la animó, aconsejó y le cedió su despacho para que los escribiera.    
          Don José falleció en esta vivienda, como veremos en la siguiente cerámica.

AZULEJO DEDICADO A LA MEMORIA DE DON MATEO VAZQUEZ DE LECA
Y DE DON JOSÉ TORRES PADILLA.
             Esta otra placa situada en la misma fachada, nos informa del fallecimiento el 11 de Junio de 23 de 1649 en esta casa del canónigo y arcediano de Carmona Don Mateo Vázquez de Leca, fervoroso defensor de la Concepción Inmaculada de María.
          Y que en ella el 23 de Abril de 1878, entregó su vida a Dios el canónigo, teólogo, director espiritual y cofundador de la Compañía de las Hermanas de la Cruz Don José Torres Padilla.




[i]   PLAZOLETA SIN SALIDA.

viernes, 25 de octubre de 2019

EL PAPA JUAN PABLO II Y SEVILLA.


EL PAPA JUAN PABLO II
Y SEVILLA.

ESTATUA DE SEVILLA AL PAPA JUAN PABLO II.

          En la Plaza de la Virgen de los Reyes, uno de los lugares céntricos más bellos de la ciudad, e ideal para contemplar las grandes manifestaciones religiosas, como las procesiones del Corpus,  de la Virgen  de los Reyes o de nuestra inigualable Semana Santa, se encuentra asistiendo a ellas desde el año 2.012,  la monumental estatua del Papa Juan Pablo II.
          Esta escultura de unos dos metros y medio de alto, dedicada por Sevilla a este Sumo Pontífice, fue realizada en bronce por el escultor y catedrático de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla Don Juan Manuel Miñarro, en ella se manifiesta el cariño de los sevillanos a este Papa, que nos visitara en dos ocasiones.
          La primera fue el 5 de Noviembre de 1982 con motivo de la beatificación de Sor Ángela de la Cruz.
          Este acontecimiento religioso congregó en los terrenos de la feria, a más de un millón de fieles que aclamaban a Su Santidad y rezaban y homenajeaban a la fundadora de las Hermanas de la Cruz.
          Estas ceremonias de beatificar se realizan habitualmente en el Vaticano, pero con una monja tan sevillana Juan Pablo II nos hizo la privilegiada excepción de celebrarla en su ciudad natal, de su homilía recojo las frases en que nos lo dice: “En este marco sevillano, envuelto como vuestros patios por la fragancia rural  de Andalucía, vengo a encontrar a las gentes del campo de España. Y lo hago poniendo ante su vista una humilde hija del pueblo, tan cercana a este ambiente por su origen y su obra. Por eso he querido dejaros un regalo precioso, glorificando aquí a Sor Ángela de la Cruz”.
          Su segundo viaje a nuestra ciudad fueron los 12 y 13 de Junio de 1993 con motivo del XLV Congreso Eucarístico Internacional, asamblea que nos colocó en el centro del mundo religioso.
          A pesar de su delicada salud, Su Santidad tuvo unos días muy intensos, además de la Clausura del Congreso y visitar Sevilla de la que tenía muy buenos recuerdos, estuvo en Dos Hermanas inaugurando  una residencia de ancianos,  marchando el 14 a visitar en Huelva los lugares colombinos y el Santuario de la Virgen del Rocío.
          De las muchas emotivas estampas que nos dejó esta visita, fue ver en el campo de feria al Papa orando ante el altar de la Inmaculada Pura y Limpia del Postigo.[i]
          El día 15 regresó a Madrid para continuar su viaje programado por España.
          Nosotros con el recuerdo de este Santo Padre, nos marchamos hacia la cercana Plazuela de Santa Marta.
         


[i]    PUBLIADO EN ESTE BLOG EL 8 DE AGOSTO DE 2018 EL POSTIGO DEL ACEITE.

martes, 15 de octubre de 2019

LA PLAZA VIRGEN DE LOS REYES.


LA PLAZA VIRGEN DE
LOS REYES.

AZULEJO VIRGEN DE LOS REYES.
       Me encuentro en la Plaza de la Virgen de los Reyes, lugar que hace siglos fuera el Corral de los Olmos, mencionado por Cervantes en su obra el Rufián Dichoso, como nos recuerda un azulejo cervantino situado sobre la fachada del convento.
          La actual plaza se extiende a los pies de la Giralda, siendo una de las más bellas de la ciudad y la más fotografiada por el turista, ¿quien no quiere de recuerdo, llevarse una foto de la fuente y de fondo la torre más hermosa del mundo?

FUENTE FAROLA.
          Al centro dominando todo el espacio, luce la esplendida fuente-farola de gran belleza fechada en 1929.
          Vista la fuente, comienzo el paseo alrededor de la plaza disfrutando de la vista de sus monumentales edificios, entre los que destacan la Catedral y  la Giralda.

PORTADA PRINCIPAL PALACIO ARZOBISPAL.
          A un lado se halla el Palacio Arzobispal, Monumento Histórico Artístico desde 1969, soberbio edificio cuya portada es una de las más bellas del barroco sevillano.
          Y en el otro lateral, el convento de clausura de monjas agustinas de la Encarnación, cuya fachada y la esbelta y bella espadaña contemplo antes de entrar a la iglesia.
          La pequeña pero bonita capilla del que fuera antiguo Hospital de Santa Marta, guarda en su interior numerosas obras de arte, entre las que resaltan el retablo  del Altar Mayor en el que se representa el pasaje evangélico de la Anunciación, y arriba en la parte superior la figura de Santa Marta, imagen a la que los Martes vienen los sevillanos a rezarle sus plegarias.

FACHADA Y ESPADAÑA DEL CONVENTO DE LA ENCARNACI,ON.
          Como curiosidad os diré, que estas monjas son las encargadas por la Archidiócesis de Sevilla, de elaborar las hostias que después en la Misa se consagraran, los recortes se pueden comprar en el torno del convento por tan solo un euro.

ESTATUA DEL PAPA JUAN PABLO II.
          Otro monumento interesante de esta plaza es la estatua del Papa Juan Pablo II, Pontífice que estuvo en dos ocasiones en Sevilla,  siendo muy querido por los sevillanos y al que dedicaré la próxima entrada.


lunes, 7 de octubre de 2019

CALLE JOAQUIN ROMERO MURUBE.


CALLE DEDICADA A DON JOAQUIN ROMERO MURUBE.

CALLE JOAQUIN ROMERO MURUBE.
          Situada entre las plazas de la Alianza y del Triunfo y lindando con la muralla, esta calle muy transitada por los turistas que vienen o van en dirección al Barrio de Santa Cruz, se abrió en la década de los años 60 del pasado siglo, cuando se derribaron unos edificios que taponaban la actual calle  y ocultaban el lienzo de murallas y torreones que vemos en la foto que se adjunta.
          Fue bautizada con el nombre de Alcazaba, hasta 1969 año del fallecimiento del que fuera Director-Conservador de los Reales Alcázares y muy vinculado a estas reformas Don Joaquín Romero Murube (Los Palacios 1904-Sevilla 1969) que para honrar su memoria el Ayuntamiento le puso su nombre.
           A este gran sevillano que amaba profundamente a Sevilla, a la que dedicó toda su vida y toda su obra literaria, que mejor homenaje y recuerdo, que leer algunas de sus obras como “Sevilla en los labios”[i], “Los cielos que perdimos” o “Memoriales y Divagaciones” de esta última en relación con el dolor que le producía este amor, entresacamos el siguiente párrafo: “Y nos duele, porque como hijos orgullosísimos de ella, la queremos grande, hermosa, rica, clara, única, sin tachas, dudas ni mancilla”. Y vemos que en muchos puntos nos falla este rosario de sus glorias. Y no por culpa de la ciudad. Ella es próvida y llena de todas las gracias y virtudes”[ii].
          Termino mi paseo por esta calle y marcho a descansar recordando la hermosa dedicatoria final del libro Los cielos que perdimos:
A LA LUZ,
A LA SONORA BELLEZA,
-A LA PALMA, AL GERANIO, AL JUNQUILLO DE OLOR-
A LA CELESTE INTIMIDAD CRISTALINA
DE TANTOS PATIOS DESAPARECIDOS
DE SEVILLA…
POR CUYOS CIELOS PERDIDOS,
COMO ALMA EN PENA,
VAGA EL ESPIRITU QUE ATRIBULA
ALGUNAS PÁGINAS DE ESTE LIBRO[iii].
            Cierro esta página con el deseo de los que lean este blog,  abran las páginas de cualquiera de sus obras, disfrutaran tanto que me lo agradecerán eternamente.


         




[i]     VÉASE SEVILLA EN LOS LABIOS ABC BIBLIOTECA HISPALENSE 2001.

[ii]    VÉASE MEMORIALES Y DIVAGACIONES. UNIVERSIDAD DE SEVILLA 2007.

[iii] VÉASE LOS CIELOS QUE PERDIMOS PUBLICADO POR LA HERMANDAD SACRAMENTAL DE LA SOLEDAD. PARROQUIA DE SAN LORENZO SEVILLA 1995.

      MUY INTERESANTE DE LEER LA SERIE DE ARTICULOS (1923-1968) PUBLICADOS POR LA MISMA HERMANDAD DE SAN LORENZO EN 1995.

domingo, 29 de septiembre de 2019

LA PLAZA DE LA ALIANZA.


PLAZA DE LA ALIANZA.

          Desde la calle Mateos Gago y recorriendo la de Rodrigo Caro he llegado a la Plaza conocida antiguamente como del Pozo Seco, y que desde mediados del XIX lleva el nombre de la Alianza por un establecimiento comercial, según se cree una taberna[i] así llamada en la que se celebraban reuniones y mítines políticos.
          Plaza que a lo largo de los tiempos ha sufrido diversas transformaciones, en la actualidad es un espacio cuadrado adornado con naranjos, cuya belleza se la da la hermosa fuente central fechada en el siglo XVIII, el paño de murallas que cubre un lateral,  y el artístico retablo cerámico del Cristo de las Misericordias.
          La fuente en la que siempre verás turistas sentados (la plaza no tiene bancos para descansar) fue traída en 1965 desde el Jardín de las Delicias por el Director-Conservador de los Reales Alcázares Don Joaquín Romero Murube, dentro del proyecto de hermosear la zona comunicando esta plaza con la del Triunfo, a través de la calle que desde 1969 lleva su nombre[ii].

RETABLO CRISTO DE LAS MISERICORDIAS.
          Pasear por estos lugares es recordar con nostalgia la  Semana Santa, los sevillanos sabemos que el recorrido de regreso de la Hermandad de Santa Cruz en la noche del Martes Santo, es muy emotivo y de gran belleza, para mí el asistir  a su transitar siempre me ha dejado imborrables sensaciones.




[i]    VÉASE ABC SEVILLA BARRIO A BARRIO.

[ii]    EL SIGUIENTE ESCRITO DE ESTE BLOG VA DEDICADO A LA CALLE JOAQUIN ROMERO MURUBE.

viernes, 20 de septiembre de 2019

LAS CALLES MESON DEL MORO Y DE RODRIGO CARO.


LAS CALLES MESÓN DEL MORO Y DE RODRIGO CARO.


     Bajando por la calle Mateos Gago, por donde llevo unos días paseando, a la mediación y a la izquierda, se encuentran dos calles que nos llevan de nuevo al corazón del barrio de Santa Cruz.
     La primera conocida como Mesón del Moro, denominación  tan antigua que se cree que se debe a un Mesón con este mismo nombre, que aquí bajo el reinado de los Reyes Católicos, hubo en el siglo XV.
     Mesón o Posada de tanta fama que escritores del Siglo de Oro como Don Francisco de Quevedo, lo nombran en algunas de sus obras.


RODRIGO CARO ESQUINA CON MATEOS GAGO.
     La otra calle dedicada a la memoria de Rodrigo Caro, de trazado muy irregular, comienza  con una considerable anchura en la esquina con la de Mateos Gago, para seguir con una pronunciada curva hasta la Plaza de la Alianza, y cruzándola un estrecho tramo nos conduce a la Plaza de Doña Elvira.
     Pero vallamos a lo que nos importa ¿Quién fue este Rodrigo Caro?
   Este personaje, paisano nuestro nacido en Utrera en 1573 y fallecido en Sevilla en 1647 (se cree que en esta misma calle) fue persona de gran cultura, escritor, historiador, arqueólogo y sacerdote, estando considerado uno de los poetas más importantes del Siglo de Oro sevillano.
     Entre sus muchos poemas destacamos uno de sus más celebrados: LA CANCIÓN A LAS RUINAS DE ITALICA,  cuyas primeras estrofas dicen así:
ESTOS, FABIO ¡HAY DOLOR! QUE VES AHORA
CAMPOS DE SOLEDAD MUSTIO COLLADO
FUERON UN TIEMPO ITALICA FAMOSA.

AQUÍ DE CIPION LA VENCEDORA
COLONIA FUE, POR TIERRA DERRIBADO
YACE EL TEMIDO HONOR DE LA ESPANTOSA
MURALLA, Y LASTIMOSA
RELIQUIA ES SOLAMENTE
DE SU INVENCIBLE GENTE.

     Por cierto, al igual que Mateos Gago está enterrado en el Panteón de Sevillanos Ilustres, que como sabemos se encuentra en la cripta de la iglesia de la Anunciación de la calle Laraña.[i]





[i]  . VÉASE EN ESTE BLOG LA PUBLICACION PANTEON DE SEVILLANOS ILUSTRES PUBLICADO EL 15 DE AGOSTO DE 2015 Y BECQUER EN EL PANTEON DE SEVILLANOS ILUSTRES PUBLICADO EL 1 /9/ 2015.