lunes, 15 de junio de 2015

LA PLAZA DEL POZO SANTO.

LA PLAZA DEL POZO SANTO.
MILAGRO QUE ORIGINO ESTE NOMBRE.
           
          He llegado a esta plaza caminando desde la de San Martin y pasando por las calles de Quevedo y Lepanto, dedicadas una al gran genio de la literatura del Siglo de Oro Don Francisco de Quevedo, y la otra a la Batalla de Lepanto celebrada en el año de 1571. En esta batalla, las galeras de una coalición de países cristianos vencieron a las del imperio turco, y el ingenio de las letras Don Miguel de Cervantes que participó en ella, fue herido en la mano izquierda, lo que le valió el sobrenombre del “Manco de Lepanto.  
          EL POZO SANTO. Hace ya varios siglos, cuando el abastecimiento de agua se hacía por medios de pozos situados en diversas plazas de la ciudad, aquí en este lugar hubo uno, que según la tradición fue causa de un legendario suceso  milagroso.

MILAGRO DEL POZO SANTO, LA VIRGEN CON SU MANO SOBRE EL POZO
HACE QUE LAS AGUAS SUBAN AL NIÑO SANO Y SALVO.
          Dice la leyenda: “Que un niño jugando se asomó a este pozo y al inclinarse cayó dentro de él, los padres que por la profundidad no podían sacarlo, imploraron a una imagen de la Virgen del cercano Hospital de la Misericordia, que tuviera piedad y salvara a su hijo. La Virgen escuchó la plegaria e hizo que las aguas subieran hasta el brocal del pozo con el niño sobre ellas y salvándolo de morir ahogado, desde entonces este lugar se conoce como Plaza del Pozo Santo”.
          El edificio más significativo de esta plaza es el Hospital del Cristo de los Dolores, conocido popularmente como del Pozo Santo, fundado a finales del siglo XVII por las Hermanas Terciarias Franciscanas, para atender a mujeres ancianas enfermas e impedidas.
          Todos los 15 de Agosto día de la Asunción de la Virgen, se puede contemplar en la iglesia de este Hospital una imagen de Virgen de gran belleza Dormida o en Tránsito, que se representa en una cama portátil o “Trono de Dormición.

         
          Entre la Plaza del Pozo Santo y la calle José Gestoso, se encuentra una calle corta y estrecha que desde 1665 se conoce como Misericordia por el Hospital del mismo nombre.
          Este Hospital estuvo muy vinculado al milagro del Pozo Santo, sus cofrades en conmemoración del suceso, levantaron en la plaza una cruz de hierro, hoy desaparecida.
          En el vestíbulo de la antigua sede hospitalaria, actualmente comedor social de San Juan de Dios y de la Asociación Tú Puedes, se encuentra un azulejo con el tema de este milagro. (Ver foto que se adjunta).
          En una vidriera y en la pintura central del retablo mayor de la iglesia podemos ver la representación de este hecho milagroso.
          Como curiosidad, os diré: Que esta iglesia de la Misericordia está actualmente cedida, por la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, a la Comunidad Ortodoxa Rumana para la celebración de sus ceremonias religiosas.
          El próximo paseo lo daré por el Centro Geográfico de Sevilla situado en la calle José Gestoso.

          

1 comentario:

  1. Este es uno de los rincones más mágicos de Sevilla.

    Escribí sobre él: https://icaminaleon.wordpress.com/2013/09/13/la-plaza-y-el-hospital-del-pozo-santo/

    ResponderEliminar