viernes, 3 de enero de 2014

EL ARCO DE LA MACARENA

EL ARCO DE LA MACARENA.
          Sigo paseando por la Macarena, hoy me encuentro ante el Arco. Si hay monumento propio y característico del barrio de la Macarena, este es sin duda el Arco, que le da su propia personalidad, siendo el centro de la vida de los macarenos.      
De su primitiva construcción como Puerta almohade allá por el siglo XII, cuando estos ampliaron el cerco de murallas, no le queda nada, en las diversas remodelaciones que tuvo a lo largo de los años, le desaparecieron todos los adornos arquitectónicos musulmanes, siendo en la última reforma de finales del siglo XVIII, cuando se le añaden las airosas torrecillas que le dan ese aire garboso tan sevillano y se construye el techo de bóveda de cañón en forma de arco, por el que popularmente se conoce como Arco de la Macarena.
El Arco que hoy contemplo es el mismo de hace años cuando yo mozalbete jugaba por  aquí.  Aunque mirando las antiguas postales, observaremos algunos cambios en el propio Arco y en su entorno. Fijaos en las torrecillas de la primero foto, ¿Qué falta? ¿Lo veis? Falta el azulejo de la Virgen de la Macarena.
Este retablo de cerámica se colocó el 7 de Mayo de 1923, por tanto la foto es anterior a esta fecha, y lleva la siguiente inscripción: Esperanza nuestra, Ella es Madre de Dios y Puerta del Cielo, a los lados los escudos de España, Sevilla y de la Hermandad de la Macarena.
      Actualmente no se instalan tenderetes en los alrededores del Arco, hace años durante el verano, existía la costumbre de instalar puestos para la venta de melones y sandías.
          Las casas a la derecha y al fondo del inicio de la calle San Luis hoy no existen, en sus solares se inició en 1941 la construcción de la Basílica de la Macarena, obras que finalizaron en 1949, siendo bendecida la iglesia  por el Cardenal Segura Arzobispo de Sevilla.

        La siguiente foto es del Arco visto desde la calle San Luis, al fondo la calle Don Fadrique, aquí vemos elementos hoy desaparecidos, como el trozo de muralla a la izquierda del Arco, y la casa adosada a la muralla que tiene instalada una barbería.

          En estas postales[1], se contempla un ambiente muy diferente al actual, el señor con capa y sombrero, los obreros con blusas y gorras, las mujeres con faldas hasta los tobillo, los niños en su mayoría con babis y alpargatas, observar que no hay vehículos a motor, sino carros tirados por mulos y burros con angarillas, en fin un mundo ya desaparecido no sé si mejor o peor, a pesar del dicho “ningún tiempo pasado fue mejor”.
          Averiguar la procedencia del nombre Macarena es complicado, hasta los que saben de esto no se ponen de acuerdo, se cree que deriva del latín Macarius, nombre de un romano propietario de una finca cercana o por Macaria su hija. O que también puede derivar de Macarea, nombre de una princesa árabe.
          Lo cierto, es que el nombre es muy antiguo, cuando en el siglo XII los almohades levantan esta puerta, el camino que partía de aquí, aunque tuvo otros nombres,  era conocido como Calzada de los Macarenos.
          La creencia popular  de que la Virgen Macarena da nombre al barrio no es correcta, es el barrio el que da nombre a Ella.
No hace falta decir, que el acontecimiento más importante del año en el Arco, es en Semana Santa cuando la Virgen Macarena y “Pilatos” pasan por debajo.






[1] FOTOS EDITADAS POR LA COMISERIA DE LA CIUDAD DE SEVILLA  PARA 1992.

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar